Procura hacerte amar

En el marco del proyecto #NosMueveLaEsperanza presentamos la canción Procura hacerte amar de Matías Ávila y Alejandro Fernández.

Les compartimos como surgió y esperamos que anime la fiesta de Don Bosco en tu comunidad al ritmo del trap.

En Julio del año pasado (parece ya otra vida), nos encontramos dos comunidades. Un grupo de jóvenes del Pío IX de Almagro visitaba a otro grupo de jóvenes, adultos, niñas y niños de la Obra Jesús Buen Pastor / Hogares Don Bosco en Isidro Casanova.

¿Para qué nos encontramos? Para convivir, trabajar y rezar juntos durante 3 días bien intensos al estilo del carisma salesiano. Nos conocimos, aprendimos los unos de los otros, jugamos, cantamos, rezamos, cocinamos, arreglamos cosas rotas de los distintos lugares, hicimos Oratorio… y pintamos el frente de la capilla de una de las Comunidades de Base que conforman el buenpa. Al final de esos días, no hablábamos más de “ustedes” (como si fuéramos dos comunidades), sino de “nosotros”, sabiéndonos parte de lo mismo.

En medio de toda esa vida condensada, surgió la idea de pintar una de las frases más lindas de Don Bosco. Esa que le dijo a Miguel Rúa, el pibe que continuó su obra y la hizo crecer: Procura hacerte Amar” (más que temer). La frase la propuso “Kely”, la mamá de “Mono”. Mientras la pintábamos, entre varios que estábamos ahí, empezamos a cantar la frase… jugando, rapeándola… dejando que su simple belleza nos inspirara. Sentimos que esa frase era lo que nos estaba pasando en medio de ese clima tan lindo. Casi que podíamos escucharlo a Don Bosco mismo diciéndola como una “palabrita al oído”.

Hoy, un año después de esa experiencia y en este otro mundo de la pandemia decidimos recuperar ese estribillo frente a la realidad tan difícil que vivimos. Una realidad doliente, que amenaza con paralizarnos y ponernos en pausa. Una realidad que tiene a una gran cantidad de hermanos y hermanas, sufriendo de la falta de trabajo, del hambre, de tener en riesgo su salud, del aislamiento. Sin embargo, también eso ha inspirado a tantas y tantos jóvenes (también de nuestro MJS) a comprometerse, a no quedarse de brazos cruzados, a ser Casa y comunidad que se organiza -ahí a donde están-, a vivir el Oratorio en los vínculos cotidianos, a solidarizarse con el hambre armando ollas populares y entregas de alimentos para las familias más necesitadas. 

No es otra cosa que ese Amor que se demuestra con gestos concretos, como nos enseñó nuestro papá Don Bosco. Ese amor que procura hacerse amar, es decir que sabe demostrar el amor en los gestos que el otro necesita recibir para darse cuenta que lo aman. Ese amor, por lo tanto, que no necesita hacerse temer: vence al miedo, porque nos mueve la Esperanza. 

Nos juntamos a terminar la canción con ese clima de trap que busca llegar con mensajes contundentes y es uno de los lenguajes juveniles que conforman el Multiverso. Porque queremos que éste sea un “mundo donde quepan todos los mundos”. Y para grabarla, reunimos a un montón de amigos y amigas que nos ayudaron con música y su cariño a darle forma.

A nosotros nos hizo bien grabarla. Ojalá que sea una herramienta para que la experiencia de Casa, Escuela, Parroquia y Patio siga presente en nuestras vidas. Como dice la canción: “Querer estar al lado es querer correr tu suerte / Si vamos “todo a medias”, en las malas me hago fuerte

Como Don Bosco, sabemos que “hubo un Amor primero que nos regaló el secreto”: el de Jesús. Él es nuestra Esperanza, y María nuestra Maestra. 

Matías “Mono” Ávila y Alejandro Fernández.

Descargá la letra de la canción aquí.

Escuchala en Spotify.