La Familia Salesiana peregrinó a Almagro

Una vez más, como lo viene haciendo cada año, la Auxiliadora convocó a sus hijos, miembros de la Familia Salesiana, a reunirse para festejar su día.

Este año, en que las Hijas de María Auxiliadora celebran el 150 aniversario de la fundación de su Instituto y el 142 aniversario de la llegada de las primeras Hijas de María Auxiliadora a Carmen de Patagones (Patagonia) el 20 de enero de 1880, la manifestación mariana se inició en la puerta de la Inspectoría San Francisco de Sales, una de las tres provincias religiosas en las que el Instituto tiene su presencia en Argentina.

Se eligió ese sitio por ser significativo en la vida del Instituto ya que por la actividad que el equipo inspectorial desarrolla, el lugar en sí resulta vínculo de comunión y centro de unidad para la vida y las obras que las Casas de las Hijas de María Auxiliadora ubicadas a lo largo del territorio argentino que abarca esta inspectoría, realizan conforme la misión que les fue confiada en bien de los jóvenes.

Desde antes de la hora fijada el lugar se fue ocupado por personas llegadas de distintos lugares (Ciudad de Buenos Aires, San Isidro, San Justo, Ensenada, Quilmes, Bernal…), quienes portando estandartes de la Auxiliadora, banderines de sus Obras, logos de las Ramas de la Familia Salesiana fueron animando la espera, siendo evidente la alegría del reencuentro que se manifestaba en palabras y en gestos. Esta peregrinación se hizo luego de dos años a causa de la pandemia del Covid-19.

La presencia de la Banda de los Exploradores Veteranos, infaltables a este encuentro, con su música amenizaron la espera y luego acompañaron el peregrinar hasta la Basílica.

Iniciada la Peregrinación, tras la Virgen se encolumnaron abanderados del Batallón de Exploradores de Don Bosco N° 3 “Reverendo Padre Tomas Boyle”, del Colegio “Don Bosco”, del barrio de Congreso dando realce a este día de fiesta.

Durante el trayecto tres paradas significativas marcaron la impronta que quiso este año darse a este evento:

en el monumento de Don Bosco, en la esquina de las calles Don Bosco y Castro Barros, se procedió al izamiento de la bandera, se cantó el Himno Nacional y en palabras expresadas por el Explorador Veterano Santiago Pérez Balade se hizo referencia a la necesidad de formar “buenos cristianos y honrados ciudadanos”.

En la puerta del Gimnasio del Colegio de las Hermanas (Castro Barros 175) aguardaba una imagen de Laurita Vicuña. Ante ella se hizo memoria agradecida por la llegada de las primeras Hijas de María Auxiliadora a Carmen de Patagones en enero de 1880, hecho señalado como muy significativo en el inicio del Instituto ya que con esa llegada se inició su expansión misionera, mereciendo especial consideración resaltar los frutos logrados gracias a la labor que desarrollaron las Hermanas siendo el más indiscutible la santidad de Laurita Vicuña.

La última parada, antes de llegar a la Basílica, se realizó frente a la mayólica de Madre Mazzarello que se encuentra en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Yapeyú. Ante ella se evocó a esta gran Santa, cofundadora con Don Bosco de las Hijas de María Auxiliadora.

Para quienes se reconocen salesianos, ella es un modelo a seguir: siempre actúo en adhesión a la propuesta de Don Bosco de “salvar almas” con la consigna de despertar lo mejor de cada joven para que sea feliz, de acompañar procesos e historias personales proponiendo una santidad cotidiana y al alcance de la mano.

La certeza de que ella sigue animando esperanzas en sus Hijas, que no son otras que las Hijas de María Auxiliadora, anima hoy a reconocer que una mujer de ayer sigue plenamente vigente hoy en su propuesta educativa y en su espiritualidad.

Luego de este merecido homenaje a Santa María Domingo Mazzarello la manifestación se dirigió a la Basílica, a cuyo interior ingresó entonando el “Quiero llegar” cantado con entusiasmo y emoción por todos los peregrinos.

La Santa Misa fue presidida por el Vicario Inspectorial, P. Osvaldo Braccia y concelebrada por el P. Vicente Ricchetti, vicario de la Basílica, y por el P. Abel Iglesias Cortina, Animador Espiritual de la Familia Salesiana de la Inspectoría.

La gran concurrencia y activa participación de los presentes unidos en el rezo y en los cantos marcaron una hermosa jornada mariana.

Con la certeza de que “María camina con nosotros” y que no solo los salesianos ni las Hijas de María Auxiliadora, sino todos los que forman parte de la gran Familia Salesiana son sus hijos e hijas, de la mano y bajo el manto de la Auxiliadora, se seguirá transmitiendo el carisma que les legó San Juan Bosco.

 

1 Comment

  1. Luis

    95 Peregrinación de Ex Alumnos Salesiano

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This