Gustavo Ortiz: “Dios me regala la vocación tan linda de ser salesiano”

El sábado 22 de mayo a las 11 de la mañana, el teólogo Gustavo Ortiz hará su profesión perpetua como Salesiano de Don Bosco, en una celebración en el Santuario del Sagrado Corazón de Jesús de San Justo que presidirá el Padre Inspector, Darío Perera.

Unos días antes de esta ceremonia, el joven teólogo de 37 años, declaró a donboscosur: “La profesión perpetua es seguir confiando en el amor y en el llamado a ser consagrado que Dios me hace, donde me regala la vocación tan linda de ser salesiano”.

Exalumno del Centro de Formación Profesional 401 de la Casa Salesiana de Bernal, el lugar donde “conocí a Don Bosco, conocí su vocación y su misión”, recuerda a mucha gente que fue testigo de su formación y que lo acompañó en los distintos momentos: “En este tiempo de preparación para la profesión perpetua varios recuerdos me vienen a la memoria: mi familia, que me enseñó a ser buen cristiano y honrado ciudadano”.

Y agrega: “También, me vienen a la cabeza distintos lugares donde participé, como oratorios y batallones, donde me sentí muy acompañado por los pibes y las pibas, donde se sigue experimentando la caricia de Dios. Además, tengo el lindo recuerdo de tantos hermanos salesianos con los que compartí la misión”.

El lema elegido por Gustavo es un extracto del artículo 62 de las Constituciones Salesianas: “Testimoniar a los jóvenes que Dios existe, y su amor puede llenar una vida”. Sobre esto, rememora: “Ese mismo lema es el que usé con mis compañeros del noviciado en la primera profesión… Es una linda invitación a seguir profundizando y confiando en este amor que Dios me tiene”.

 

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This