Con retazos construyeron un manto como el de María Auxiliadora

El jardín de infantes Pimpollito, de la Casa Salesiana de Villa Regina, celebró a María Auxiliadora el martes 24 de mayo.

Pero esta celebración se comenzó a pensar y organizar un par de semanas antes, cuando se les pidió a las familias que enviaran al jardín un retazo de tela, de color celeste, rosa o de ambos colores.

En ese retazo con los colores del manto de la Virgen debían escribir el nombre de los integrantes cada familia y aquellas características que sentían que identificaban a las mamás de la familia. Así aparecieron palabras como “alegre”, “protectora”, “cariñosa”, palabras que también identifican a la Madre celestial.

Con todos esos retazos, la portera Norma confeccionó un manto como el de Mamá María, con el que pudimos experimentar la sensación de estar “bajo su manto”, bajo su protección y cuidado. Ese día, María caminó entre los niños y las niñas, se hizo presente en nuestra comunidad en ese manto que nos cobijó y acunó como solo Ella sabe hacerlo.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This