Casa Común

Compromiso inspectorial para el cuidado del medio ambiente
El compromiso inspectorial con el cuidado de la casa común busca caminos educativo pastorales que con la fuerza y el protagonismo juvenil nos animen a actuar de manera individual y colectiva; conscientes de que el cuidado del medio ambiente atraviesa todas nuestras acciones e intervenciones.

“Los jóvenes nos reclaman un cambio. Ellos se preguntan cómo es posible que se pretenda construir un futuro mejor sin pensar en la crisis del ambiente y en los sufrimientos de los excluidos” (LSI13). Estas palabras del papa Francisco en Laudato Si’ nos interpelan carismáticamente porque son los jóvenes quienes nos ayudan a tomar conciencia y porque el abuso sobre los bienes que Dios nos regaló impactan especialmente en los sectores empobrecidos.

A través de Casa Común se favorecerá la sensibilización, la reflexión, la formación, la búsqueda de soluciones y acciones concretas trabajando en red a nivel inspectorial y con la Don Bosco Green Alliance. Nos unimos así a las acciones que la familia salesiana está llevando adelante en distintas parte del mundo.

Documentos

Proyecto Inspectorial

Casas asociadas

Proyectos de las Casas
de ARS

Calandario ambiental

Temáticas

Agua

El agua es un recurso natural imprescindible para el desarrollo de la vida. Está en el epicentro del desarrollo sostenible y es fundamental para el desarrollo socioeconómico, la energía y la producción de alimentos, los ecosistemas saludables y  la supervivencia misma de los seres humanos.

El acceso al agua potable (¡nuestro cuerpo está constituido por un 70% de agua!)  y el saneamiento es un derecho humano fundamental. Sin embargo, el agua insegura es uno de los mayores problemas ambientales y de salud del mundo, particularmente para las poblaciones socioeconómicas más vulnerables.

“En realidad, el acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la sobrevivencia de las personas, y por lo tanto es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos. Este mundo tiene una grave deuda social con los pobres que no tienen acceso al agua potable, porque eso es negarles el derecho a la vida radicado en su dignidad inalienable.” LSI´30.

 

Objetivos de Desarrollo Sostenible-ODS:

 

 

   

    Energía

    La energía es un pilar clave para el bienestar humano, el desarrollo económico y el alivio de la pobreza.

    Hoy los sistemas energéticos tradicionales están compuestos por combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) que producen dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero, causantes fundamentales del cambio climático global.

     El gran desafío es garantizar el acceso a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos; aumentar la energía procedente de fuentes renovables y promover tecnologías de eficiencia energética.

    “…Se ha vuelto urgente e imperioso el desarrollo de políticas para que en los próximos años la emisión de dióxido de carbono y de otros gases altamente contaminantes sea reducida drásticamente, por ejemplo, reemplazando la utilización de combustibles fósiles y desarrollando fuentes de energía renovable. En el mundo hay un nivel exiguo de acceso a energías limpias y renovables.” LSI´26.

     

    Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS:

     

     

      

      Residuos

      Los residuos son todos los desechos que producimos en nuestras actividades diarias, y de los que nos tenemos que desprender porque han perdido su valor o su utilidad.

      El desmesurado crecimiento en el volumen de los residuos en la sociedad actual está poniendo en peligro la capacidad de la naturaleza para mantener nuestras necesidades y las de futuras generaciones.

      Su eliminación actual es a través de basurales, rellenos sanitarios y en algunos casos, de incineradores que provocan problemas como la contaminación, enfermedades y daños ambientales, además de conflictos sociales y políticos.

      Como consumidores somos responsables de la basura que generamos. Por lo tanto, también jugamos un papel fundamental en la generación de residuos. Podemos tomar tres medidas generales básicas que contribuyen al problema del manejo de los residuos, denominadas comúnmente “ley de las tres erres”. Las tres medidas que integran la ley son: reducir, reutilizar y reciclar.

      “Todavía no se ha logrado adoptar un modelo circular de producción que asegure recursos para todos y para las generaciones futuras, y que supone limitar al máximo el uso de los recursos no renovables, moderar el consumo, maximizar la eficiencia del aprovechamiento, reutilizar y reciclar. Abordar esta cuestión sería un modo de contrarrestar la cultura del descarte, que termina afectando al planeta entero…” LSI´22.

       

      Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS:

       

        

        Share This