#NadieSeSalvaSolo

A partir de que se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio desde Pastoral Juvenil y Comunicación Social se lanzó una propuesta inspectorial de animación #AnimándonosEnCasa aprovechando el recurso de las redes sociales para fomentar la cultura del encuentro, de la solidaridad y de la vida.

En este tiempo, se compartieron experiencias significativas en torno a la celebración de la Pascua, de servicio y solidaridad que nos abrieron a las necesidades de sectores más vulnerables (comedores, asistencia alimentaria y de salud, voluntariado).

La prolongación de la pandemia agudiza las situaciones de vulnerabilidad en el país y en el mundo. Y los salesianos no nos hemos quedado con los brazos cruzados, sino que intentamos salir a responder frente a las necesidades de muchos de nuestros hermanos, que por momentos son realmente críticas. A su vez, en diferentes obras de la inspectoría estamos llevando adelante comedores con entrega de viandas y también entrega de bolsones de comida para familias necesitadas. De este modo estamos ayudando a más de 7200 personas.

Con la prolongación del aislamiento creemos que es necesario organizar y coordinar aún más nuestras voluntades y esfuerzos. Es por ello, que quiero invitar a todos aquellos que se sienten cerca de nuestra misión, a la familia salesiana, cooperadores, exalumnos, ADMA, a las familias de nuestras obras, a todos los que se conmueven frente a la necesidad del que sufre, del que tiene hambre, del que es más vulnerable, a que nos ayuden en este momento especial.

Por eso desde el #AnimándonosEnCasa se propone profundizar en el eje de solidaridad #NadieSeSalvaSolo y con el aporte del equipo de Obras Sociales se elaboró una propuesta que nos permita:

  • Atender a las necesidades de los destinatarios de la obra.
  • Salir a nuestros barrios y abrirnos al trabajo en red desde los recursos con los que contamos para ponerlos al servicio.
  • No dejar de mirar la crisis socioeconómica para que cuando retomemos las actividades en cada casa y/o grupo no nos olvidemos de los más vulnerables.
  • Compartir como comunidad inspectorial estas experiencias (enviar a comunicacionars@donbosco.org.ar).

Dice el Rector Mayor que esta crisis ha sacado lo mejor de muchísimas personas.

Estoy convencido de ello. Se que muchos harán el mejor esfuerzo para compartir con los que más necesitan, por lo que desde ya quiero agradecerles de corazón la generosidad y pido para cada uno y cada una de ustedes la bendición de María Auxiliadora.

P. Darío Perera