Certamen Eco La Piedad

“Con Eco La Piedad cuidamos el planeta y ganamos todos” dice el lema que eligieron y que representa el objetivo de esta gran iniciativa que se propusieron realizar en la Casa Salesiana La Piedad de Bahía Blanca, Buenos Aires, un tanto riesgosa, ya que fue planificada en la virtualidad, a la espera de la vuelta a la presencialidad en aulas y patios, que finalmente se comenzó a instalar luego del receso invernal.

Es un certamen, desarrollado durante el mes de octubre, se basó en cuatro categorías:

  • Papel y cartón
  • Envases tetras
  • Envases de latas de aluminio
  • Envases plásticos y tapas

A su vez, la concientización respecto del impacto ambiental y las acciones reparatorias, se realizaron desde tres competencias:

– ECO OLIMPIADAS. Durante dos semanas, todos los cursos realizaron juegos con materiales reciclados. Fueron  momentos de mucha alegría ya que fue el primer evento festivo que realizamos al volver a encontrarnos en los patios de la Casa Salesiana.

– ECO REDES. Algunos alumnos aportaron a la concientización respecto del daño que la acción humana irresponsable hace a nuestra Casa Común, el Planeta Tierra. los chicos y las chicas hicieron para ello carteleras en afiches y también digitales, que se compartió con la comunidad educativa.

– 3 R. Un mes previo al inicio de esta competencia, se invitó a las familias a separar residuos en origen. Cada semana los alumnos y las alumnos fueron llevando los residuos clasificados. De esta manera, se logró:

– Recuperar 1548 kilos de papel y cartón. Esta tonelada y media de papel reciclado permitirá salvar la vida de 22 árboles adultos y ahorrar más de 45 mil litros de agua.

– Separar 4500 envases tetra (135 kgs) y 4900 latas de aluminio (70 kilos). Los envases tetra tardan 30 años en degradarse, dejando en el ambiente su composición (75% de celulosa, un 20% de plástico y un 5% de aluminio). Igualmente las latas de aluminio que tardan en descomponerse 10 años.

– Retirar de la basura 11.900 envases plásticos, tapas y bolsas de nylon (900 kilos). Una bolsa de nylon tarda en degradarse 55 años y una botella de plástico  500 años. De todas maneras los microplásticos que quedan en el océano forman islas enormes y muchos animales mueren por la ingesta de plástico, que también llegan a los humanos en el agua y alimentos.

¡Con Eco La Piedad ganamos todos!

Deja un comentario