Semana Santa en Bariloche

Aunque vivimos tiempos inciertos y de incertidumbre este año sí hemos podido celebrar la Semana Santa reuniéndonos de manera presencial y reuniéndonos en la comunidad que cree que Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida y que se siente movilizada por la Esperanza. Para hacerlo posible también ayudó una climatología muy benigna para hacer la mayoría de los actos al aire libre y que afortunadamente todavía no ha llegado la tan anunciada segunda ola de la pandemia a nuestro entorno. Un simple vistazo al muro de la página de Facebook de la Parroquia (https://www.facebook.com/Parroquia-San-Cayetano-Bariloche-631041326916277), da cuenta sobradamente de los diversos actos. Acá simplemente queremos compartirles dos momentos que fueron muy significativos y especiales: El Viacrucis por las calles de nuestros barrios evocando a los #CrucificadosDeHoy y el #FogónPascual enfocado principalmente a la comunidad juvenil del Sábado Santo por la noche.

Con respecto al primero, la mejor crónica fue recogida también en un periódico local, como se puede seguir en este link y también de imágenes del Acto:

https://www.elcordillerano.com.ar/noticias/2021/04/03/106410-la-comunidad-san-cayetano-realizo-el-va-crucis-orando-por-todos

 

El segundo acto a destacar sería la Celebración Juvenil de la Pascua al atardecer del Sábado Santo. Lo que preparamos fue una Gran Fogón con sentido Pascual y que congregó a una treintena de jóvenes de los diferentes grupos de la Parroquia acompañados por animadores, referentes y acompañantes adultos y demás fieles de la Comunidad. En total, en torno a 70- 80 personas en total. Se comenzó alrededor de las 20 hs. con el encendido del Fogón, que seguidamente fue alimentado por “bloques de madera” que puso cada uno de los participantes y en los que habíamos escrito palabras que representan aquello a lo que #NOSMUEVELAESPERANZA y a lo que queremos resucitar en esta Pascua.

En un segundo momento, se trataba de echar una mirada a nuestro entorno y de modo especial a tantas situaciones de la vida de nuestros barrios que necesitan resucitar a la vida. Por grupos pequeños fuimos construyendo un mural en papel con diferentes negaciones de la vida que vemos en nuestra sociedad. Además de escribirlo, cada grupo representó a los demás una imagen capturada de esta realidad. Finalmente arrojamos en el Fogón nuestros murales para que, aunque aceptamos LA VIDA COMO VIENE, el Dios de la Vida que resucitó a Jesús de la muerte, también purifique como el fuego nuestras vidas y las haga RESUCITAR y resurgir con toda la fuerza de su Espíritu.

Terminamos la Celebración compartiendo unas pizzas y unos jugos y gaseosas que previamente habían preparado un grupo de jóvenes de la Comunidad. Así de manera muy sencilla, pero muy vida fue como celebramos la PASCUA de Jesús y nuestra Pascua: el paso de la muerte a la Vida. ALELUYA!!

Deja un comentario