¡No basta amar!

Para seguir profundizando en el lema de este año, “Nos mueve la esperanza”, en este tiempo en el que todo está comenzando de otros modos (presencialidad, bimodalidad y muchos protocolos), me permito proponer como ejes pastorales una reinterpretación de tres valores del sistema preventivo presentados por Jean-Marie Petitclerc en “Los valores más significativos del Sistema Preventivo”: una pedagogía de la confianza, una pedagogía de la esperanza y una pedagogía de la alianza. Pensarnos desde algunas claves salesianas tal vez nos anime a ensayar nuevas maneras de estar educativa y pastoralmente con los y las jóvenes. La esperanza es mirar con ojos nuevos la realidad para hacer nuevas todas las cosas (Ap. 21, 5).

Descargá el subsidio completo aquí.

Encontrá todos los materiales del lema aquí.

Deja un comentario