En Neuquén… nadie se salva solo

Desde el mes de mayo del 2020, la Casa Salesiana Don Bosco de Neuquén comenzó a armar bolsones con alimentos y artículos de higiene y limpieza. para asistir entre 130 y 140 familias del barrio y de los oratorios.

Fueron pasando los días y un grupo de papás y mamás, comenzaron a realizar un «guiso comunitario», y actualmente se entregan 350 platos de comida por fin de semana.

Con la ayuda de toda la comunidad, se armó el ropero solidario, que funciona durante la semana, donde además de ropa pudimos ayudar con colchones y artículos para el hogar que fueron llegando.

Deja un comentario