GSFS2021, delante a los desafíos del tiempo presente el Rector Mayor recuerda que «Dios nos acompaña»

“Los medios técnicos facilitan nuestro encuentro, pero lo que nos une fuertemente es la gran red espiritual del espíritu salesiano vivo entre todos nosotros. Y nos une el mensaje de esperanza que el Don Bosco de hoy, el padre Ángel, nos dirige con el Aguinaldo de este año». Con estas palabras, el Delegado Central del Rector Mayor para la Familia Salesiana, el padre Joan Lluís Playà, presentó el viernes 15 de enero, las actividades de la XXXIX edición de las Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana.

A continuación intervino el Rector Mayor, que en su saludo a las miles de personas conectadas desde casa no dejó de trasmitir su entusiasmo: “Debo decir que me embarga una gran emoción. Es un momento único, especial, nuevo, diferente: es la primera vez en nuestra historia que las Jornadas de Espiritualidad Salesiana se celebran en conjunto para todo el mundo, desde Asia hasta el lejano oeste”, dijo.

Luego de que se transmitió el video del Aguinaldo, desarrollado en colaboración por ANS e IME Comunicazione el Rector Mayor retomó la palabra. Recordó el extraordinario momento de oración presidido por el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro el 27 de marzo, e ilustró las diferentes formas en que el mundo está mirando la crisis por la pandemia. Sin embargo, rechazando la idea de «una guerra» al Covid-19, destacó la necesidad de que la la Familia Salesiana dé una respuesta que tenga que ver «con nuestro carisma y con la fe, y con una cierta visión de la vida y del ser humano».

Así, ante todos los problemas y la crisis generada por la pandemia, señaló los ejemplos de santidad de la Familia Salesiana y resumió: «Dios nos acompaña».

Por su parte, Mons. Derio Olivero, obispo de Pinerolo, realizó un cuidadoso análisis sobre la «reducción de la esperanza» en la sociedad contemporánea, indicando al mismo tiempo que la vía de salida está en la fe en Dios y en las relaciones que configuran la identidad de cada persona.

La sesión conjunta del sábado 16 de enero se abrió en cambio, con una retrospectiva sobre el mensaje de esperanza, aún vigente en la actualidad, que proviene de la figura de Don Paolo Albera, cuyo centenario se celebra este año.

Posteriormente, en el ámbito de «La voz de los Grupos de la Familia Salesiana en el mundo», se escucharon diversos testimonios que llegaron desde todos los continentes y de las Inspectorías salesianas, así como de numerosos grupos de la Familia Salesiana: una representación llena de vida y fiel, de cómo unidos por las raíces de Don Bosco, más allá de la diversidad de los carismas específicos, los diversos grupos mantienen viva la esperanza, con solidaridad hacia el prójimo y fidelidad a Dios.

Ayer domingo 17 de enero, el Rector Mayor presidió la Eucaristía de clausura de la XXXIX edición del GSFS. En la ocasión, refiriéndose a la liturgia del día, el padre Fernández Artime destacó que es Jesús quien satisface «la sed de sentido, la búsqueda», ayer de los primeros discípulos, hoy de todo cristiano o persona que se acerca a la fe, porque es Él que «da plenitud, a lo que da sentido a nuestra vida».

Luego concluyó: “Hoy queremos ser nosotros, la Familia Salesiana de Don Bosco, esos discípulos que te escuchamos decir: ‘Vengan y verán’. De manera que se pueda decir continuamente de nosotros que, ‘hemos ido, hemos visto y hemos permanecido con Jesús”.

Las fotos de las Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana están disponibles en ANSFlickr.

Los videos de los tiempos comunes permanecen disponibles en la página de Facebook de ANS.

Fuente: infoans.org

Deja un comentario