«Eso es lo que miro cuando siempre voy andando» – EVA 2.0

Después de una linda experiencia y a pedido del público, el equipo del Movimiento Juvenil Salesiano (MJS) de zona Oeste de la región Buenos Aires, «nos pusimos la 10» nuevamente y empezamos a ir moldeando y formando un nuevo Encuentro Virtual para Animadores (EVA) que se realizó del 13 al 15 de noviembre pasado.

Recargado de energía y con nuevos talleres, el día viernes se realizó una bienvenida, con la sorpresa y el regalo del lema que nos acompaña «Eso que veo cuando voy caminando».

No fue una tarea muy fácil, ya que nos corrían los tiempos, pero con la experiencia del primer EVA teníamos un poquito más de organización e ideas de talleres que nos habían quedado pendientes.

Apostamos por nuevos saberes y necesidades del patio, aportando nuestro granito de arena en un taller de medio ambiente, otro llamado «la Biblia no muerde»; que se ofrecieron  el día sábado, y por último; el de acompañamiento psicosocial, el día domingo.

En el primer taller se tocaron tópicos desde la encíclica elaborada por el Papa Francisco, Laudato Si’. Junto con ella y  el aporte de los talleristas se logró apreciar y reflexionar sobre el mensaje que nos da Dios a todos los seres humanos con respecto al cuidado, amor y respeto que le debemos a nuestra casa común, y a todos los seres vivos.
En el segundo taller con este peculiar nombre, «la Biblia no muerde», tan significativo y real. El mismo, a través de varias preguntas y curiosidades, nos llevó a pensar que en realidad la Biblia nos da respuesta a varias inquietudes y que podemos utilizarla en cualquier contexto, siempre teniendo cuidado de no transformar ese mensaje o significado en algo malo o contradictorio.

Para ir cerrando después de estos dos talleres del día sábado, llegaron los juegos nocturnos, los cuales nos llenaron de felicidad. Se trataba de un estilo de sala de escape en donde se encontraban fotos de diferentes espacios de nuestras casas con muchos acertijos e imágenes con diferencias.

Llegando al final de este día, era el momento de aquel fogón tan especial y cálido aunque haya sido virtual, recordando lo lindo que es compartir con  las personas que nos acompañan día a día.

El domingo, como último taller se propuso, el de Acompañamiento psicosocial. En este espacio pudimos visualizar las realidades de nuestra cultura y sociedad que muchas veces se asemeja con algunas experiencias o trayectorias que suceden en el patio y lo importante que es acudir a ellas, resaltando que la juventud no está perdida, sino todo lo contrario; que está despierta y activa.

Para finalizar este encuentro, lleno de mil reflexiones, preguntas y curiosidad, llegamos a la celebración durante la cual pedimos a nuestra mamá María que nos siga acompañando y siendo luz en nuestro camino de sabiduría y de acompañamiento.

Y así se iba cerrando este EVA 2.0, lleno de emociones, encuentro, sueños y anhelos, un pasito más para brindar herramientas tanto para el patio como para nosotros/as mismas, uniéndonos y trabajando juntes.

Deja un comentario