La directora del Museo Casa Don Bosco: “Es una casa en donde se encuentra fe, espiritualidad, arte y cultura”

Stefania De Vita es la directora del Museo “Casa Don Bosco” de  Valdocco, en la ciudad de Turín, que será inaugurado el próximo 4 de octubre, un evento que se configura como una etapa de relevancia histórica para la congregación salesiana. A continuación ella explica los orígenes del proyecto y las etapas de los tres últimos años.

“Para mi inició todo con una solicitud de colaboración voluntaria para reordenar el Museo Mariano, que progresivamente se enriqueció con nuevos objetos, en los espacios subterráneos de la Basílica de María Auxiliadora”. El pedido provenía del entonces rector, el padre Cristian Besso, que se había puesto de acuerdo con el Rector Mayor, el padre Ángel Fernández Artime. Se quería catalogar los “miles y miles de objetos, desde iconos hasta frescos del siglo XII, desde textos escritos hasta caramelos envueltos con papel que tenían una imagencita, colocados con cariño pero sin un criterio expositivo” explica la directora.

Una vez recogido y restaurado lo que había, incluso en los rincones menos frecuentados, el trabajo de la directora De Vita, en buena parte realizado por ella misma, consistió en identificar, fotografiar, embalar cada objeto de acuerdo a los cánones específicos, colocándolos después en un depósito-archivo esperando que se defina la destinación.

El traslado desde el Museo Mariano hasta las “Camerette” (los cuartos pequeños) de Don Bosco, a distancia de algunas decenas de metros, elevó la calidad del proyecto. “He probado una participación emotiva enorme – indica De Vita – cuando me tocó quedarme sola con los objetos, abrir vitrinas y tomar con mis manos lo que había estado en las manos de Don Bosco… Una enorme implicación”.

Ella participó en muchas reuniones con el padre Fernández Artime y la comisión especial que él instituyó. “En la primera reunión con el Rector Mayor, realmente entendí la portada del encargo” dijo. En una realidad como Valdocco, “una casa gigante, pero donde nada pasa inobservado”, ella ha realizado su labor, trabajando casi siempre como la única mujer entre tantos hombres. “Siempre a la par, en una relación que puedo definir horizontal. He pensado en la figura de Mamma Margherita, también ella en medio de tantos hombres y entre ellos muchos sacerdotes, siempre activa y con autoridad moral, sin ningún sentido de inferioridad, más allá de ser la madre de Giovanni Bosco… Inspirándome justamente en ella fui adelante sin asustarme por la iniciativa, sintiéndome autorizada a avanzar con su espíritu para acompañar las actividades de los salesianos”, explicó De Vita.

Recibida en la universidad La Sapienza de Roma, en Historia del Arte y con estudios posteriores en Museología en la  Benincasa de Nápoles, conoció a los salesianos en Roma durante un servicio educativo destinado a acercar a un grupo de jóvenes migrantes al arte.

Por esto hoy nos dice: “He encontrado la figura del santo de los jóvenes siendo adulta y lo he percibido como ejemplo para transmitir amor a los más pequeños. Y me dije:  ‘Mira como Don Bosco como se ocupa de los jóvenes. ¡También tú puedes hacerlo!’. Y aquí estoy. El Museo será una casa en la que recibiremos a los jóvenes a partir de las actividades, talleres: encontrarán un conjunto de fe, espiritualidad, arte y cultura”.

Fuente: infoans.org

Deja un comentario