Mensaje del padre inspector por el día de Don Bosco

En el discurso al Capítulo General 28 el Papa nos dice a los salesianos dos ideas muy bonitas de Don Bosco:

“El Oratorio salesiano y todo lo que surgió a partir de él, como narra la biografía del Oratorio, nació como respuesta a la vida de jóvenes con rostro e historia que movilizaron a aquel joven sacerdote que no podía permanecer neutro o inmóvil ante lo que acontecía. (…) Don Bosco no sólo no elije separarse del mundo para buscar la santidad, sino que se deja interpelar y elije cómo y qué mundo habitar”.

Queridos amigos: estamos celebrando la fiesta de nuestro Padre Don Bosco en medio de la realidad tan particular como es la pandemia. Y el Papa nos da unas claves que me parecen importantes para transitar este tiempo en fidelidad a nuestro padre.

Como Don Bosco estamos invitados, y esta es la primera clave, a no permanecer ni neutros ni inmóviles. Sino más bien encontrarnos con los rostros de los jóvenes, con sus vidas, buscando dar una respuesta, a ser compañeros de camino. “La salesianidad nace precisamente de ese encuentro capaz de suscitar profecías y visiones: hospedar, integrar y hacer crecer las mejores cualidades como don para los demás, principalmente de aquellos marginados y abandonados de lo que nada se espera”. Afirma Francisco en otro párrafo.

La segunda clave, que quiero proponerles es esto que dice el Papa: Don Bosco, como fruto de dejarse interpelar por la realidad, elije cómo y qué mundo habitar. En tiempos difíciles, saber elegir donde estar es un gran desafío. Y un desafío profético. Mirar a Don Bosco nos tiene que llevar a encontrarnos con los sueños primeros, con aquellas opciones que están en nuestro origen, y que en cada época necesitamos recrear.

En este mes de Don Bosco atravesado por esta experiencia inédita, puede ser una nueva oportunidad para recrear sus sueños, encontrarnos con sus intuiciones, reafirmar sus opciones. Elegir como eligió don Bosco que mundo habitar.

A todos mis hermanos salesianos, a los miembros de la familia salesiana, a tantos laicos que comparten con nosotros el carisma, a los jóvenes que habitan nuestras casas, les deseo de corazón; ¡feliz día de nuestro Padre Don Bosco!

Deja un comentario