Jóvenes, ¿qué andan diciendo? – Carla Rojas

 

¿Cómo te atravesó este momento de pandemia y aislamiento a vos y a tu comunidad?

¿Qué sentimientos y emociones despertó en vos la situación actual?

En estos momentos de pandemia sería mentira decir que esta situación no nos interpeló y no nos hizo pensar y pensarnos no solo en nuestra vida sino también sobre nuestras búsquedas y proyectos como comunidad.

En nuestra casa salesiana tuvimos la gracia de dar inicio a las actividades del batallón, con todas las energías puestas en este año y en todos los proyectos encaminados en los pibes y pibas que habitan nuestro patio; pero al fin de semana siguiente se paralizó el país y era inevitable no pensar en nuestros proyectos que poco a poco parecía que se alejaban.

Pero esto no fue un impedimento para nosotros, al contrario, despertó sentimientos que nos dieron una inyección de energía para pensarnos como comunidad y ver cómo podíamos llegar a nuestros pibes e intentar mantener esa magia del patio de una manera distinta, pero con el sentimiento latente.

Vamos transitando este camino, que muchas veces parece que se hace cuesta arriba, pero igual, con alegría convertimos el patio virtual en lugar de encuentro, distinto, donde sábado a sábado esperamos el momento de encontrarnos.

Nos encontramos con este Jesús callejero que nos acompaña en el patio, pero que hoy quiere entrar en el patio de casa, en el patio de mi vida; este Jesús que nos transforma y nos hace encarar nuevos horizontes.

Compartiendo junto a las familias de nuestro batallón donde muchos de ellos hoy se permitieron a través de sus hijos dejarse evangelizar, dejarse transformar por este Jesús que hoy quiere sentarse en la mesa con nosotros y ser la clave para ser feliz. 

Así nos atraviesa esta pandemia: callejeando la Fe y dejándonos sorprender por este Jesús que nos ama y que se muere de ganas como nosotros por volver a sentir en el corazón esa magia del patio.

 

Carla Rojas
Exploradora del batallón en formación de la presencia salesiana de Zapala Neuquén

Deja un comentario