Movimiento Juvenil Salesiano Santa Catalina

El aislamiento social, preventivo y obligatorio hace imposible el encuentro en el patio, que es tan importante en la propuesta pastoral de una casa salesiana. Pero a pesar de esto los animadores y animadoras de la casa salesiana Santa Catalina del barrio porteño de Constitución encontraron la manera de llevar el patio a la casa de cada pibe y cada piba.

A través de la cuenta de Instagram del Movimiento Juvenil Salesiano (MJS) local desde que comenzó el aislamiento se suben dos propuestas diarias, una para los más chicos (6 a 10 años) y otra para los más grandes (11 a 15 años), con el objetivo acompañar un poco más de cerca a los pibes y pibas en este tiempo.

Las propuestas son diversas: juegos, algún cuento o relato, momentos para rezar y encontrarse con Jesús.

Por el mes de María Auxiliadora, diariamente se subieron fotos de algún momento vivido en los patios en los cuales la Virgen se hacía presente acompañando y cuidando, como hace siempre, la vida de todo salesiano.

Asimismo, en las respectivas redes sociales del Oratorio Festivo y el Batallón 4, llevan adelante lo que llaman Patio virtual los días sábados, que son los días que generalmente se realizan las actividades en la casa. Estos patios fueron pensados como momentos de encuentro entre los pibes y las pibas con sus animadores a través de juegos y catequesis, que permiten acortar la distancia. Además, ambos espacios en sus grupos de animadores buscan la manera de seguir compartiendo, formándose y jugando. En el bata con encuentros virtuales y en el oratorio festivo con distintas competencias y desafíos entre las categorías.

El espacio de apoyo escolar ha buscado sostener y acompañar a los pibes y pibas con las cuestiones relacionadas a la escuela. Después de haber contactado a las familias, las animadoras diseñaron un esquema de acompañamiento para recibir las inquietudes y dar respuesta dependiendo del grado que cursen.

Además de todas estas propuestas virtuales todos los espacios buscan distintas maneras de comunicarse tanto con los pibes y pibas como con sus familias, para seguir estando presentes en sus vidas, y ver de qué forma dar una mano en lo que se pueda junto con el resto de la casa en este tiempo tan difícil que nos toca atravesar.

#NoEstamosSolos

Deja un comentario