Campañas comunitarias en Río Grande

La presencia salesiana en la ciudad fueguina de Río Grande integrada por las obras Don Bosco y la Misión Salesiana está realizando diferentes acciones solidarias para responder a las necesidades de las familias más afectadas por la crisis sanitaria.

La parroquia Don Bosco cuenta con siete capillas de las cuales tres se encuentran en la margen Sur y cuatro en la margen norte. Junto a las parroquias diocesanas de la ciudad atienden a unas 460 familias. La parroquia salesiana y la parroquia Sagrada Familia son las encargadas de coordinar la distribución de los bolsones de alimentos que son un complemento de los aportes del estado provincial y la municipalidad con sus módulos alimentarios.

Esos bolsones pueden armarse gracias al trabajo en red con los negocios de la ciudad que dejan canastos o cajones para que quien va a realizar una compra personal pueda agregar algún otro producto para colaborar. La cadena de farmacias de la ciudad también se sumó dejando cajones para que se acerquen productos a sus locales. La tercera manera, es a través de donaciones de dinero.

Por su parte, animadores de los Exploradores de Don Bosco y Scouts suman su aporte cocinando pan que luego reparten en la margen norte y en la margen sur respectivamente.

El 13 de mayo pasado con motivo del mes de María Auxiliadora se lanzó una campaña solidaria entre las familias de la casa María Auxiliadora y también las familias de la catequesis del templo parroquial.

Finalmente, la obra acordó la entrega de 200 bolsones de fideos caseros realizados por los internos del servicio penitenciario de la provincia de Tierra del Fuego, ubicado en la ciudad de Río Grande.

A través de esta experiencia la comunidad experimenta que a pesar del aislamiento preventivo, social y obligatorio este es un tiempo especial para sentirse cerca, especialmente que quienes están más afectados por esta situación.

Deja un comentario