Por los diáconos

¿Tenemos clara cuál es la misión de los diáconos en la Iglesia? Ellos aportan al clero el mundo de la familia y de su profesión. Tienen mucho que dar. Son hombres con una vocación familiar de servicio a Dios y a sus hermanos muy clara y necesaria para la Iglesia. El servicio en la liturgia, a la palabra y a los más desfavorecidos está en la esencia de su misión.

“Los diáconos no son sacerdotes de segunda categoría.

Forman parte del clero y viven su vocación en familia y con la familia.

Están dedicados al servicio de los pobres que llevan en sí mismos el rostro de Cristo sufriente.

Son los guardianes del servicio en la Iglesia.

Recemos para que los diáconos, fieles al servicio de la palabra y de los pobres, sean un signo vivificante para toda la Iglesia.”

Deja un comentario