Compartir la mesa

La comunidad Jesús Buen pastor y hogares Don Bosco ubicada en Isidro Casanova, en el partido de La Matanza, está formada por diferentes comunidades eclesiales de base donde funcionan diversos grupos y espacios: Oratorios, Catequesis Familiar, un Centro de Formación Profesional, preparación para la Confirmación para jóvenes y adultos, el «Centro Deportivo y Cultural Don Bosco» y el Movimiento Exploradoril Salesiano integrado por la «Escuadra 12″ de las Exploradoras Argentinas de María Auxiliadora y el Batallón 53 de los Exploradores Argetinos de Don Bosco, entre otros dispositivos abiertos para niños, adolescentes y adultos.

Como en muchos lugares de nuestro país, los barrios que son abarcados por esta comunidad son especialmente golpeados económicamente por la pandemia. Si bien la solidaridad se puede observar en las calles de estos barrios en forma de merenderos o entregas de viandas, no toda la ayuda llega a los lugares críticos.

La comunidad, para ayudar a todas estas familias, fue pensando diversas estrategias. El pasado 19 de abril pasado en la capilla San José y Copacabana ubicada en el barrio José Luis Cabezas, “mamás Margaritas» comenzaron a limpiar y organizar todo para que, al día siguiente, con ayuda de los animadores del Batallón, iniciarán con la entrega de viandas nocturnas.

Al día siguiente, se prepararon alrededor de 150 porciones para la cena de muchos hogares.
Siguiendo este camino, el lunes 27 de abril se inició una nueva propuesta en la capilla Nuestra Señora de Calcuta, donde las «Mamás Margaritas» de ese barrio y animadores del Batallón, se avocaron a preparar viandas para ser distribuidas en las casas. Esta actividad se desarrolla los lunes, miércoles y viernes.

El entusiasmo y las ganas se van trasmitiendo por toda la comunidad, y la idea es poder seguir construyendo más propuestas y espacios para dar ayuda a otras familias que la necesiten, el Batallón 53 sigue predispuesto a contribuir y apostando a dar todo por el prójimo, esperando que esta situación mejore.

Para finalizar, te invitamos a, como se hace antes de entregar viandas, rezar un Ave María, pidiendo por las personas que menos tienen, por los enfermos, por aquellos que arriesgan su vida para proteger y salvar a otros, por mi familia y la tuya, para seguir compartiendo la cena. Sigamos siendo familia.

#NadieSeSalvaSolo

#AnimándonosEnCasa

Deja un comentario