La gente que pasaba por la vereda, hoy está adentro esperando comer

Ante la pandemia la obra salesiana de la ciudad rionegrina de Villa Regina abrió un comedor para atender las crecientes necesidades de sus habitantes.

Cuando comenzaron con la actividad entregaban sesenta viandas actualmente ascienden a 220 junto a la entrega de frazadas y leña para abrigarse con los primeros fríos.

Esto puede llevarse adelante gracias a voluntarios y a la solidaridad que pone recursos a disposición de quienes más necesitan.

El padre Angel Tissot ofreció esta nota un medio local porque es importante dar a conocer la situación de los que menos sufren, porque no es lo mismo transitar la pandemia al calor del hogar que sin un trabajo que permita garantizar las condiciones básicas de subsistencia; y con el deseo que se tome conciencia de la necesidad de políticas públicas y de poner al servicio los recursos a través de pequeños aportes que ayuden a transitar este tiempo.

#NadieSeSalvaSolo

#AnimándonosEnCasa

Otra noticias de Villa Regina aquí.

Deja un comentario