Don Bosco San Salvario: la caridad no se detiene

En estas semanas de cuarentena algunas familias del oratorio «San Luigi», de la ciudad italiana de Turín se encuentran en situaciones muy difíciles y por eso cada miércoles el oratorio prepara alimentos de primera necesidad y ofrece a las familias más necesitadas. Andrea carga la camioneta con frutas y verduras, para llevarlos al oratorio donde los espera el P.  Mario Fissore, SDB y los chicos de la comunidad que descargan y arreglan las cajas. Posteriormente Giuseppe y Roberta preparan las bolsas para las familias e inician la distribución puerta a puerta. Rachid llega a cada familia que vive lejos con su propio auto. Loredana y Maria llegan a algunas familias y a personas mayores que tienen dificultades para salir o viven solos. La Parroquia Santos Pedro y Pablo en colaboración con la Casa del Vecindario distribuye alimentos a unas 100 familias con necesidad.

Fuente: infoans.org

Deja un comentario