Quedarse en casa, abrir las manos para ayudar

La comunidad educativo pastoral de Zárate nos comparte que la experiencia de quedarse en casa no significa cerrar las puertas del corazón ni las manos para ayudar.
En el marco vigente de cuarentena obligatoria encontraron el modo de ayudar a los demás siendo útiles a su gente, a los que más necesitan.
Con imágenes nos cuentan lo que cada uno y cada una esta haciendo.

 

Deja un comentario