CG28: unidad y diversidad en el horizonte mundial y en las comunidades locales

La diversidad de rostros y la multiplicidad de lenguas son la expresión de la variedad de culturas y situaciones en las que se encarna la experiencia educativa de Don Bosco. No falta la fraternidad, que crea puentes en cada ocasión en la que hay un límite a cruzar y un pensamiento, una experiencia, una tradición y una historia que se debe comprender.

Los Salesianos del mundo, y con ellos los grupos de la Familia Salesiana, los colaboradores laicos, los jóvenes, están todos representados en Turín-Valdocco en el 28º Capítulo General.

La unidad y la diversidad están presentes, respetando y acogiendo las opiniones de los demás, sobre todo cuando éstas expresan la diversidad en la que actúan los Salesianos y las comunidades educativas que representan.

Todo esto estuvo ampliamente representado en la primera semana de trabajo del Capítulo, comenzando con el Informe del Rector Mayor con la colaboración de los Consejeros Generales. A continuación, se dedicaron tres tardes enteras a profundizar y redactar preguntas por grupos, constituidos por las Regiones y coordinados por los Consejeros Regionales.

No se trata de una asamblea de accionistas de una industria, ni de una asamblea política con facciones, con intereses económicos en conflicto, prestigio, ambiciones. Muchas veces y con diferentes palabras se destacó el carácter eclesial de esta gran y numerosa asamblea, marcada cada día por la oración en grupos de la misma lengua. Y la semana que comienza hoy 24 de febrero, incluye la celebración del Miércoles de Ceniza y el comienzo de la Cuaresma.

Durante tres días por las mañanas, se dedicó tiempo a meditar y rezar sobre los tres núcleos en los que se divide el tema central: ¿Qué Salesianos para los jóvenes de hoy? El sábado 22, inició oficial y formalmente el CG28, prosiguió con lo que bien indica un artículo de las Constituciones Salesianas: “A través del Capítulo General toda la Sociedad, dejándose guiar por el Espíritu del Señor, busca conocer, en un determinado momento de la historia, la voluntad de Dios para un mejor servicio a la Iglesia”.

El trabajo del Capítulo continúa con la Presidencia del Rector Mayor y la coordinación del trabajo dirigido por el Regulador P. Stefano Vanoli. La semana comienza con la activación de los procedimientos necesarios para el buen funcionamiento de la asamblea en todos sus componentes: aprobación del Reglamento, nombramiento de secretarios y moderadores, constitución de las Comisiones de Estudio.

Cabe señalar que el papel ha desaparecido casi por completo y las fotocopiadoras son casi completamente inútiles. Cada Capitular se mueve en compañía de su laptop, en ella encontrará todo lo que se debe leer, con ella procede a la votación, se conectada a la página del Capítulo General, y puede conectarse a la traducción simultánea en las lenguas oficiales de la Congregación por medio de un App.

Fuente: infoans.org

Deja un comentario