El Rector Mayor se reúne con los Voluntarios con Don Bosco

“Entre memoria y profecía”. Este fue el lema que sirvió de leitmotiv para la celebración del 25° Aniversario de la fundación de los “Voluntarios con Don Bosco”, conocidos con la sigla “CDB”. Los días 20 y 21 de septiembre se reunieron en Roma, en la Sede Salesiana, 24 Voluntarios llegados de 10 países, que representan a los aproximadamente 90 CDBs repartidos por todo el mundo.

La ocasión fue precisamente la de celebrar el 25º Aniversario de la fundación del Instituto. La jornada del sábado 21 de septiembre se enriqueció con la presencia del Rector Mayor, P. Ángel Fernández Artime, representantes de diversos grupos de la Familia Salesiana y con la presencia de Monseñor Calogero La Piana. Una sorpresa muy grata fue la visita de Mons. Cristóbal López, Arzobispo de Rabat, recientemente nombrado Cardenal por el Papa Francisco; de hecho, los inicios del instituto tienen su nombre y son parte de la historia, pues como misionero en Paraguay acompañó a muchos jóvenes que tenían el deseo de vivir una consagración en el mundo.

Durante su discurso, el Rector Mayor entregó a los CDBs una carta titulada “¿Quién dices que soy yo? Los CDBs en el camino de la fidelidad”. La carta será presentada a toda la Familia Salesiana.

Este documento, que traza la experiencia vivida por el Instituto desde su nacimiento hasta hoy, ofrece indicaciones sobre los elementos del carisma de Don Bosco de particular importancia para la secularidad consagrada salesiana, algunas indicaciones para el futuro camino del Instituto, así como una invitación a la Familia Salesiana a comprometerse a acompañar a los jóvenes en el conocimiento de esta vocación específica.

Durante la Santa Misa, celebrada en la Basílica del Sagrado Corazón, dos Voluntarios del CDB renovaron la profesión de los consejos evangélicos. La celebración concluyó con la oración de ofrecimiento del Instituto a la Virgen y con la bendición de María Auxiliadora por parte del Sucesor de Don Bosco, en el “altar del llanto” de Don Bosco, en el Sacro Cuore.

Por la tarde, algunos testigos de los primeros años del instituto ofrecieron algunos elementos para la reflexión sobre los orígenes del Instituto y sobre las perspectivas de futuro de los CDB envuelto en un testimonio significativo de vida apostólica en las realidades del mundo en el que están – por elección y vocación – plenamente insertos.

Fuente: infoans.org

Deja un comentario