El nuevo “Manual del Delegado Inspectorial de Animación Misionera”: “Don Bosco tenía un corazón misionero”

El Sector de las Misiones Salesianas publicó recientemente, en cinco lenguas más habladas de la Congregación, el nuevo Manual del Delegado Inspectorial para la Animación Misionera (DIAM). El P. Martín Lasarte, que siguió la publicación presenta en una entrevista el Manual.

Padre Martín, ¿cuán misionera es la Congregación Salesiana hoy?

Carismáticamente, los 15.000 salesianos que somos actualmente somos misioneros dondequiera que estemos. Pero los misioneros “ad gentes”, es decir, los que han dejado su propia Inspectoría para servir en otros países, son un promedio de 800 a mil Salesianos de Don Bosco.

¿Qué quiere destacar el nuevo Manual del Delegado Inspectorial (DIAM)?

Se trata de un manual que fue aprobado por el Rector Mayor y su Consejo el año 2017, aunque la publicación se realice ahora. Su objetivo es presentar algunas herramientas útiles para que la DIAM y su equipo cultiven una “cultura misionera”. Por eso decimos que se dirige principalmente al DIAM, pero también a su equipo. En efecto, sería bueno que en cada comunidad educativa-pastoral salesiana hubiera un delegado para la animación misionera, que puede ser laico, con la tarea de mantener vivo este aspecto central de nuestro carisma.

¿Y qué ideas presenta el manual para fomentar la cultura misionera?

En primer lugar, hay que recuperar a Don Bosco como misionero. Don Bosco tenía un corazón que, si por el fuese, hubiera querido abrazar al mundo entero. Él mismo quiso ir como misionero, no pudo y envió a sus salesianos.  Entonces, partir de esta dimensión misionera inherente al carisma de Don Bosco significa también valorar la formación misionera: no solo la reservada a los que van a la misión, sino la reservada a todos los salesianos en formación, desde el prenoviciado hasta la formación permanente, para que cada uno preste atención a esta dimensión apostólica. El Delegado Inspectorial es el centinela de la Inspectoría que mantiene encendida la llama misionera

¿Y qué puede decirnos sobre los diferentes anexos del manual?

Sirven para ofrecer varias ideas. Por ejemplo, en lo que se refiere al acompañamiento de los grupos misioneros, que tienen nombres diferentes en las Inspectorial y surgen en los diferentes servicios que tienen los salesianos como en las escuelas, parroquias, universidades. Pero todos tienen esta preocupación misionera en el centro de sus corazones.

Finalmente, la dimensión del voluntariado misionero es muy importante. Sobre este tema, está a punto de publicarse un nuevo manual específico, también en 5 idiomas, que hemos realizado en comunión con el Dicasterio para la Pastoral Juvenil Salesiana. El DIAM está llamada a promover, a dar un fuerte impulso a este aspecto. Hoy son muchos los jóvenes que buscan nuevos horizontes, algo por lo que dar la vida…. Y el voluntariado misionero es un hermoso horizonte para hacer una exigente propuesta de santidad a nuestros jóvenes.

En ANSChannel se encuentra disponible, en italiano y español, la video-entrevista al P. Lasarte.

Fuente: infoans.org

Deja un comentario