Santa Misa y sepelio del misionero salesiano: Padre Fernando Hernández, asesinado en Burkina Faso

El misionero salesiano español Fernando Hernández, de 60 años de edad, fue asesinado el viernes 17 de mayo en la obra salesiana de Bobo Dioulasso por un antiguo cocinero del centro. El asesino, trabajador de la obra durante siete años y despedido hace dos meses, empleó un arma blanca para ejecutar el crimen. En el ataque también resultó herido el salesiano Germain Plakoo-Mlapa, que recibió heridas de gravedad de las que se está recuperando. Las fuerzas de seguridad apresaron al antiguo empleado inmediatamente después de que cometiera el asesinato.

La Congregación Salesiana expresa su profundo dolor por la trágica muerte del sacerdote salesiano, y quiere estar cerca de su familia y de los hermanos de su comunidad. Al tiempo que condena toda forma de violencia, se reafirma en su voluntad de seguir trabajando en estos países africanos, especialmente con la educación y evangelización de los jóvenes, para contribuir a su pleno desarrollo. En ocasiones, esta labor se desarrolla en medio de situaciones muy difíciles e, incluso, hostiles. Hace solo tres meses, otro misionero salesiano español, Antonio César Fernández, también fue asesinado en Burkina Faso, en aquella ocasión durante un ataque yihadista.

Fernando Hernández, nacido el 8 de abril de 1959, era natural de Ledesma (Salamanca), pero cursó estudios de Formación Profesional en Urnieta (Gipuzkoa), a donde su familia emigró cuando él era joven. Posteriormente, respondiendo a la vocación salesiana, cursó estudios de filosofía y teología. Se ordenó sacerdote en Santander y enseguida fue enviado a Benín como misionero.

“Era un sacerdote con formación técnica un perfil muy interesante para el trabajo realizado en los lugares a los que ha sido destinado por ser la Formación Profesional el motor del desarrollo para los jóvenes estudiantes y su entorno”, han manifestado

En la obra salesiana de Bobo Dioulasso (Burkina Faso), el P. Fernando asesinado era vicario y ecónomo, era el responsable del prenoviciado, de una parroquia, de un oratorio, de una casa de acogida para chicos y chicas de la calle, de un centro de alfabetización y una escuela profesional con más de 300 alumnos. La noticia ha causado una gran consternación a toda la Familia Salesiana, y especialmente en esta localidad de Burkina Faso en la que los Salesianos están presentes desde 1994.

El funeral y posterior sepelio de Fernando Hernández se celebrará en el país africano, tal y como era deseo del propio misionero salesiano. El sepelio se tiene programado para el miércoles 22 de mayo, después de la Santa Misa que se celebrará a las 09 am. Posteriormente los salesianos han decidido sepultar sus restos mortales en el patio de la obra salesiana de Bobo Dioulasso. En el lugar resonará para siempre las palabras del Evangelio: “Si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto”.

Hasta Burkina Faso, desde España se desplazarán algunos de sus familiares acompañados por miembros de la Congregación Salesiana.

Mensaje del Rector Mayor, P. Ángel Fernández Artime

Fuente: www.infoans.org

Deja un comentario